Médicos cirugía vascular en Málaga

Médicos cirugía vascular

Gracias a la experiencia del Dr. Sergio González González usted se sentirá seguro y confiado de sus diagnósticos y tratamientos.

Sergio González González pareja

Flebología, varices, láser vascular y tratamiento integral del síndrome varicoso

Flebología, varices, láser vascular y tratamiento integral del síndrome varicoso

Las varices o dilataciones de las venas superficiales de los miembros inferiores ocasionan problemas estéticos y el síndrome de las piernas cansadas. A su vez, si estas no se tratan pueden desembocar en enfermedades venosas, como la inflamación y trombosis de las varices (tromboflebitis), úlceras venosas con riesgo de varicorragia, o sangrado por una variz y antiestéticos trastornos cutáneos. A su vez, la insuficiencia del cayado de la vena safena magna, mayor o interna conlleva dolor, calambres y hormigueos en las piernas después de pequeños periodos de bipedestación.

El abordaje de las varices requiere un estudio ecográfico previo. Con esta prueba y en función del tamaño de las varices o su localización, se pueden realizar distintas técnicas para su eliminación.

Si son de tamaño considerable, la mejor opción es la cirugía clásica, consistente en eliminación de toda la vena tortuosa o patológica. Una técnica novedosa, y con la que nos sentimos cómodos, consiste en el empleo de un catéter a través de una pequeñísima incisión en la piel. Su extremo emite láser (endoláser) en la pared de la vena varicosa y procediendo a su sellado. No es nada doloroso y en unos días el paciente está realizando una vida totalmente normal.

Si las venas son un poco más pequeñas, la mejor alternativa es la escleroterapia o esclerosis de varices mediante la inyección en el interior de la vena varicosa de fármacos que sellan las paredes de la vena. Generalmente es un tratamiento que acompaña a la cirugía convencional o al catéter láser.

Por último, para las pequeñas varicosidades, o arañas vasculares, este un problema más bien estético, se puede emplear el láser sobre la piel.

Vemos pues, que la patología del sistema venoso (varices) requiere el enfoque por un especialista que domine las distintas técnicas para su eliminación.
Sergio González González varices
Sergio González González escleroterapia

Cirugía carotidea

Cirugía carotidea

Cuando existe una estenosis en las arterias carotideas es esencial su tratamiento, con la finalidad de evitar posibles infartos cerebrales que pueden ser fatales para la calidad de vida del paciente o de la propia vida. Con una incisión de menos de 5 centímetros se puede tratar esta patología con buenos resultados.

Sergio González González cirugía carotidea

Cirugía de troncos supraórticos

Cirugía de troncos supraórticos

Además de la cirugía carotidea, las estenosis de las arterias vertebrales o subclavias pueden ocasionar mareos incluso síncopes. Mediante bypass o injertos se solucionan estas patologías con excelentes resultados (Síndrome de Robo de Sublcavia).

Cirugía de aorta torácica

Cirugía de aorta torácica

Las dilataciones de la aorta torácica o aneurismas son patologías con relativa poca incidencia en la población general.

La hipertensión arterial durante años favorece su aparición. Mediante cirugía convencional se obtienen magníficos resultados evitando que puedan complicarse.

Más novedoso aún, es solucionar estos aneurismas por medio de endoprótesis a través de pequeñas incisiones en las ingles del paciente. Estas prótesis de Litinol, están avaladas con más de 10 años de experiencia a nivel mundial.

Las úlceras aórticas también pueden ser tratadas con esta técnica con la que nos sentimos muy cómodos en su manejo.
Sergio González González cirugía de aórta torácica

Cirugía de la aorta abdominal

Cirugía de la aorta abdominal
¿Qué es un aneurisma?

Es el ensanchamiento anormal de una arteria, habitualmente provocada por arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias), hipertensión o infecciones crónicas (sífilis, tuberculosis). La mayoría de los aneurismas aórticos son asintomáticos. Un aneurisma se puede dar en cualquier arteria del organismo, pero se producen de modo más frecuente en la aorta, especialmente entre el nivel de los riñones y el de las grandes arterias de las piernas (aneurisma de aorta abdominal).
Sergio González González aneurisma

¿Qué síntomas provoca?

¿Qué síntomas provoca?

Inicialmente no provoca síntomas. Cuando estos aparecen suele ser en fase de complicación o rotura. Tanto en aorta abdominal como en aorta torácica, la rotura de un aneurisma produce un cuadro agudo de shock, de pronóstico grave. Este cuadro, cuando sucede en la aorta torácica, viene precedido de un intenso dolor torácico similar al de un ataque al corazón y de una extrema ansiedad o sensación de muerte inminente. Por ello, el diagnóstico es generalmente fortuito, un hallazgo casual, y su tratamiento o reparación debe evitar la aparición de semejantes complicaciones catastróficas.

¿Cuál es el tratamiento?

¿Cuál es el tratamiento?

Si el aneurisma es pequeño, con escasa probabilidad de rotura o complicación y está localizado en aorta abdominal, se puede seguir la evolución mediante ecografías periódicas. Si es de mayor tamaño, se está expandiendo o su localización es peligrosa, el tratamiento consiste en sustituir la porción aneurismática de la arteria por otra arteria artificial de material sintético. Para ello, la técnica quirúrgica convencional utiliza grandes incisiones para llegar a la zona de la aorta, pinzarla y reemplazar el aneurisma por una prótesis vascular sintética, cosiéndola a los extremos vasculares más sanos. Esta técnica que venimos realizando desde hace decenas de años, está siendo progresivamente reemplazada por las técnicas endovasculares que ofrecen un resultado similar mediante un procedimiento menos agresivo.
Sergio González González técnicas endovasculares
Las novedosas técnicas endovasculares permiten en numerosos casos tratar el aneurisma mediante la colocación de una prótesis expansible por dentro del vaso sin necesidad de cirugía abierta (a través de los vasos de las extremidades, comúnmente las arterias femorales).

¿Qué es la cirugía endovascular?

¿Qué es la cirugía endovascular?

¿Cómo se define al tratamiento endovascular?

Es aquel acto terapéutico que utilizando un punto de entrada vascular remota, bien sea percutáneo o mediante disección, y aplicando las técnicas de cateterismo consigue reparar un segmento vascular alejado, utilizando generalmente visión fluoroscópica (radioscópica) como método de control.

La estenosis u oclusión de la parte final de la aorta abdominal (síndrome de Leriche) es una enfermedad bastante frecuente en pacientes hipertensos y fumadores. Ocasiona dolor en los glúteos y piernas al caminar (claudicación intermitente), incluso la aparición de úlceras en los dedos de los pies o problemas de erección. La cirugía, no es complicada y con buenísimos resultados a largo plazo. Se realiza un bypass o puente desde la aorta abdominal hasta las ingles. Es lo que se llama un bypass aortobifemoral.

Cirugía de las arterias iliacas, femorales o poplíteas y pie diabético

Cirugía de las arterias iliacas, femorales o poplíteas y pie diabético

Pueden aparecer tanto estenosis como aneurismas. Los primeros son bastante más frecuentes y ocasiona la llamada claudicación intermitente o "enfermedad de los escaparates". El paciente al caminar unos metros, comienza con un fuerte dolor en el muslo o la pantorrilla, razón por la cual, se debe parar para que se le pase el dolor. Con intervenciones sencillas se soluciona este problema, que por otra parte evita que la enfermedad progrese y pueda ocasionar úlceras o incluso la gangrena de la pierna.
Sergio González González arterias iliacas

Simpatectomía lumbar y pie diabético

Simpatectomía lumbar y pie diabético

Cuando no es posible realizar un bypass o puente para que llegue más sangre a las piernas, no todo está perdido. Con una pequeña incisión cerca del ombligo se consigue seccionar la cadena nerviosa ganglionar simpática. De esta manera, se produce una vasodilatación refleja y llega más sangre a los miembros inferiores.

Tromboembolectomas

Tromboembolectomas

Si ocurre una isquemia súbita de los miembros superiores o inferiores, se debe actuar de forma rápida para evitar que el déficit de riego sanguíneo ocasione la destrucción de los tejidos y una gangrena irreversible. Con un poco de anestesia local, se consiguen muy buenos resultados en esta cirugía emergente. Al día siguiente el paciente es dado de alta.

Accesos o fístulas para hemodiálisis

Accesos o fístulas para hemodiálisis

En aquellos casos en los que existe un deterioro de la función renal, la hemodiálisis es necesaria para limpiar la sangre de productos tóxicos. Para ellos se debe realizar una pequeña cirugía con anestesia local hasta que finalmente se pueda realizar un trasplante renal.

Úlceras isquémicas vasculares

Úlceras isquémicas vasculares

Cuando acontece una úlcera vascular, ponemos todos nuestros recursos terapéuticos y conocimientos para que sanen (ver cirugía de aorta abdominal, iliaca, femoral, poplíteas, simpatectomía lumbar y tromboembolectomías).

Si la infección local es extensa y no existe otra alternativa, la infección puede pasar a la sangre. Es un remedio drástico pero necesario en aquellas circunstancias que lo precisen.

Nosotros siempre intentamos que el paciente, tras una amputación (lo más reducida posible), pueda volver a su vida previa con la mayor brevedad posible con el empleo de prótesis.

Si desea ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono:

+34 699 741 994 / +34 683 141 267


Redes sociales